Pronóstico de la fobia social

¿Cuáles son las consecuencias de la ansiedad social?

Sufrir un trastorno de ansiedad social a lo largo de la vida tiene consecuencias importantes. Una fobia social depende de la gravedad del trastorno y de la rapidez con que se inicie el tratamiento.

Los niños con muy baja autoestima los que tendrán dificultades con el programa y ciertamente no podrán adquirir habilidades de afrontamiento o comunicación. Por lo tanto, recomendamos ponerse en contacto con un psiquiatra infantil o un psicólogo infantil experimentado.

En la edad adulta, por sus problemas académicos, son personas con menor titulación profesional. Los problemas académicos no son el resultado de una inteligencia más baja, sino que son el resultado del fracaso en actividades que requieren interacción o exposición social (trabajo en grupo, presentaciones orales, exámenes orales e incluso exámenes escritos donde se publican las calificaciones). Evitas puestos en los que tienes que trabajar en equipo o servir al público. También le resultará difícil anunciarse, ya que sin duda intentará pasar desapercibido para sus supervisores y no enfrentarse a ofertas promocionales internas. También evitará cambiar de trabajo para no tener que conocer gente nueva.

La vida personal de una persona con fobia social también suele ser muy limitada. Los círculos sociales suelen ser muy pequeños y cerrados. Esto hace que sea difícil hacer nuevos amigos, entablar relaciones, aprender nuevas actividades de ocio o encontrar trabajo.

Por esta razón, es común que estas personas desarrollen depresión mayor en algún momento de su vida y tengan dificultades para adaptarse a los cambios (ingresar a la universidad, comenzar su vida profesional o terminar en amor). No es raro que se desarrolle un problema con el consumo de alcohol. El efecto de desinhibición social que tiene el alcohol produce en estas personas un estado de relajación que puede llevar a un consumo más pronunciado.

Cómo mejorar el pronóstico de la fobia social

Para ello, es conveniente saber identificar este trastorno que afecta a más de una de cada diez personas.

Espero que la lectura de este artículo haya podido darte la información suficiente para poder conocer acerca de este trastorno y saber cuándo y por qué buscar ayuda profesional.